Art Nouveau y/o Art Déco

(…) es de estilo Nouveau o sea Déco (…)” esta frase o una de contenido parecido es común cuando nos referimos a un interior o mueble decorativo de principios del siglo XX.  El Art Nouveau y el Art Déco son dos de los estilos más conocidos del siglo XX. Estilos que en mobiliario e interiorismo aún son utilizados; pero por desgracia en muchas ocasiones se tratan como si fueran un estilo único. Vamos a intentar explicar sus características para así poder marcar sus diferencias.

El Art Nouveau es un estilo definido y preciso. Surgió a finales de siglo XIX y se extendió hasta inicios del XX, entre 1890 a 1910 aproximadamente, aunque en algunas zonas, por ejemplo Valencia, llegó hasta casi los años treinta. El estilo Deco, tiene como periodo de desarrollo los años 1925 a 1939. Pero al contrario que el Nouveau es un estilo poco preciso. En la época que se desarrolló no se hablaba de estilo déco, fue mucho más tarde en los años sesenta, cuando los historiadores del arte y diseño decidieron llamar Déco a los estilos decorativos de las décadas de los veinte y treinta. Se tomó como fecha de inicio la Exposition International des Arts Decoratives et Industriels de París del año 1925. El hecho ha determinado que en algunos casos y de forma errónea se haya utilizado la denominación déco para todo el diseño de la época de entreguerras (1918-1939).

El Nouveau surge como reacción al historicismo del siglo XIX. Estuvo influido por el movimiento de Artes y Oficios inglés y el arte japonés. No fue un movimiento único. Tuvo variantes y distintas denominaciones según la zona en que se desarrolló. Así hablamos del Art Nouveau en Francia y Bélgica, Jugendstil en Alemania, Sezessionstil en Austria, Grupo de Glasgow en Escocia, Modernismo en España y Modernisme en Cataluña y Valencia. El Nouveau se desarrolló en todos los campos del arte, arquitectura y diseño. El estilo Déco es una alternativa decorativa al movimiento moderno (racionalismo-funcionalismo). Tuvo diferentes inspiraciones: el arte egipcio, mesopotámico, inca, las vanguardias artísticas (cubismo, surrealismo, expresionismo…), el racionalismo… Tampoco, como el Nouveau, fue un movimiento único. Así existe un Déco, sobre todo en Francia, inspirado en interiores y mobiliario del pasado, un Déco decorativo y un Déco más ligado al racionalismo y las vanguardias artísticas del momento, lo que en Francia se llamó Moderne y en EE.UU estilo Hollywood

El elemento común a los dos estilos, será la importancia que se da a los aspectos decorativos-ornamentales. Concretamente el estilo Nouveau ayudó a dar importancia al interiorismo como campo autónomo. Arquitectos como Victor Horta, Van de Velde, Guimard o Mackhintosh, daban tanta importancia al exterior como al interior de los edificios. Hubo dos vertientes decorativas en el estilo; mientras en sus tendencias francesa, belga y española se partía de formas curvadas-asimétricas y vegetales; en las tendencias alemana (Jugendstil), austriaca (Sezessionstil) y escocesa (Grupo de Glasgow) sus formas eran geométricas y abstractas. Un ejemplo de interiores y mobiliario Déco son los que aparecen en la ciudad de Gotham del Batman de Tim Burton (1989). Encontraremos formas inspiradas en la arquitectura egipcia, en el racionalismo pero utilizando materiales de alta calidad, en líneas aerodinámicas… También formas que surgen del siglo XIX, como en el mobiliario del diseñador francés Rulthman.

Nouveau y/o Déco estilos decorativos, pero con conceptos distintos.

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *