Domótica

Una casa domótica es una “casa inteligente”, una “casa lista”. La etimología de la palabra nos puede ayudar a entenderlo mejor. Domótica viene de las palabras latinas domus, casa, y tica, automática. Etimológicamente “una casa que funciona por sí sola”.

Una vivienda domótica es la que tiene, en todo o en parte, los sistemas domésticos automatizados e integrados por redes. En la que está, por ejemplo, programada y automatizada la seguridad, climatización o iluminación. Su objetivo es lograr un entorno doméstico más eficaz, adecuado y cómodo.

La utilización de sistemas domóticos se inició en la década de los setenta del pasado siglo, con pruebas piloto de dispositivos automatizados en edificios. A inicios de los ochenta empezó a ensayarse a nivel comercial y a finales en viviendas urbanas. En la década de los noventa e inicios de nuestro siglo, se ha llegado a un importante nivel de sofisticación debido sobre todo a los avances de la informática y las Red. En los últimos años ha habido un cierto retroceso en su utilización por su coste, difícil de soportar en muchos casos en un período de crisis económica.

¿Qué nos puede aportar una vivienda con un sistema domótico? Entre otros aspectos, aparte de los ya indicados, puede aportarnos ahorro energético, confort, seguridad y accesibilidad. En el caso del ahorro energético mediante la conexión y desconexión de aparatos eléctricos en función de nuestras necesidades. En el aspecto del confort la vivienda puede mejorar en su comodidad con la automatización del apagado y encendido de los puntos de iluminación, con persianas también automatizadas o con un riego de jardín según la humedad del césped… La seguridad es uno de los aspectos en que la domótica más puede ayudarnos, mediante una red de seguridad con alarmas antintrusión o antincendios y detectores volumétricos o perimetrales. La accesibilidad es un elemento cada vez más importante. La domótica puede facilitar la vida cotidiana tanto a discapacitados como a personas que por su edad vean reducidas sus facultades físicas.

Viviendas inteligentes para hombres y mujeres inteligentes.

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *