Ecointeriorismo

El ecointeriorismo tiene que ver, está claro, con la ecología. Cuando hablamos de ecología podemos caer en algunas simplificaciones. En muchas ocasiones se le relaciona solo y sobre todo con una ideología política, con partidos como Los Verdes o con grupos conservacionistas como Greenpeace. Esta es una parte de la ecología, la parte más combativa, pero básicamente es una ciencia.

La ecología estudia las interrelaciones de los diferentes seres vivos entre sí y con su entorno, con su hábitat. Una ciencia que, aunque nos parezca reciente, tiene como precursores a  filósofos como Aristóteles o a los Ilustrados del siglo XVIII.

Ligada a la ecología como ciencia, apareció el ecodiseño o diseño verde. El ecodiseño es una metodología aplicada al diseño y a sus procesos de fabricación, que busca la reducción o prevención de su impacto medio ambiental. Parte de criterios como el ahorro de energía, el reciclado y la utilización de fuentes de energía renovables. Dentro del ecodiseño podemos encontrar la bioarquitectura, la ecomoda o el ecomobiliario.

El ecointeriorismo se integra en el ámbito del ecodiseño. Aunque a veces se pueda entender como una moda, un estilo o una tendencia del interiorismo, no lo es. El ecointeriorismo (interiorismo ecológico) buscará espacios-ambientes sustentables, respetuosos con el medio ambiente. Proporcionará alternativas responsables, ecológicamente hablando, al diseño de interiores. Partirá de aspectos como: la utilización de materiales reciclables-reciclados, el uso de pinturas orgánicas, la realización de jardines con plantaciones sustentables, la utilización de iluminación natural… Tendrá que ver también con el proceso de producción y distribución de los materiales utilizados en el interior. Así siempre habrá una preferencia en la utilización de materiales de la zona donde se realiza el interior.

Relacionado con el interiorismo verde encontramos también el ecomobiliario. El mobiliario ecológico parte de las bases que ya hemos indicado para el ecodiseño. Un “mobiliario verde”, que no utilizará por ejemplo madera de especies arbóreas en peligro de extinción y que hará del reciclado su fundamento.

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *