Interiorismo sensorial, interiores con sentidos

interiorismo sensorial

Hablar de interiorismo sensorial no es hablar de ninguna tendencia o estilo. Es hablar de un nuevo enfoque, de una nueva perspectiva, del diseño. Su base es plantear los productos industriales y gráficos, el mobiliario o los espacios interiores desde la perspectiva de las sensaciones, de los sentidos. Fusionar sentidos y emociones para diseñar espacios. Proyectar partiendo de las emociones.

Influido por el pensamiento filosófico platónico, durante muchos siglos se pensó que el pensamiento era un proceso consciente, lógico, que no tenía ninguna relación con los sentidos. A partir del siglo XIX y sobre todo en el siglo XX, con los estudios de la neurociencia y escuelas como la Gestalt, se supo que el pensamiento era básicamente emotivo y que eran los sentidos los que impulsaban las emociones. La percepción de la realidad, nos llega por los sentidos; por tanto, la percepción de la realidad, de los espacios interiores, también nos llega por la vía sensorial.

Vemos, tocamos, escuchamos y olemos los interiores. Son los sentidos los que nos dan la primera, y muchas veces la más importante, valoración del espacio interior. Será la vista, olfato y tacto los sentidos que más influirán.

A pesar de que en la cultura occidental solemos dar preferencia al sentido de la vista, perceptivamente no es el sentido que más recordamos. Según un estudio de la universidad de Rochester (Nueva York) solo recordamos el 5% de lo que vemos y el  35% de lo que olemos. El aroma de un espacio nos da más información que lo que vemos. En el caso del interiorismo comercial, por ejemplo, de unos años a esta parte se utilizan los odotipos. Un odotipo es una fragancia, un aroma, relacionada con una marca, un “logotipo olfativo”. El tacto nos aporta la textura, la “piel”, de los elementos de un interior. Nos da información de ellos como temperatura (frío o calor) o su funcionalidad (como puede ser su mantenimiento).

Como indica Iván Cotado, el interiorismo sensorial se utiliza como una de las bases del marketig, de hecho, se utiliza el concepto de marketing sensorial. Sirve como elemento de diferenciación comercial. En EE.UU se aplica desde hace más de veinte años. En los parques Disney, por ejemplo, se utiliza el olor a palomitas en sus calles para incitar a los visitantes a visitar sus restaurantes. En tiovivo creativo el diseño del espacios juega con los aromas y sonidos que se desprenden de su patio interior para conectar con el relax y la naturaleza.

Interiorismo sensorial, interiores con sentidos.

Texto: Fausto Sánchez-Cascado, “historiólogo creativo”

 

 

 

 

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *