Neobarroco

Neobarroco, un nuevo barroco, un estilo del interiorismo y mobiliario que fue adquiriendo fuerza, primero como tendencia para progresivamente consolidarse como estilo, a lo largo de este inicio de siglo XXI. Pero la cosa viene de más atrás. Por un lado del propio y original estilo barroco, por otro de un neobarroco del siglo XIX.

Cuando vemos la serie de La 1 “Aguila Roja” o la fachada principal de la Catedral de Valencia, estamos viendo imágenes del Barroco. Un estilo que se extiende desde el siglo XVII a gran parte del XVIII, caracterizado por su decorativismo, recargamiento, importancia de lo decorativo, del movimiento… En el siglo XIX y dentro de la corriente Historicista, que se inspiraba en estilos del pasado, se utilizó el barroco. Ya no era el estilo original, por tanto se utilizó el nombre de neobarroco. Se realizaron obras arquitectónicas (por ejemplo la Ópera de París), interiores, mobiliario, inspirado directamente en el barroco, imitándolo a veces miméticamente.

… y así llegamos a nuestro actual neobarroco del siglo XXI. Un estilo que no solo se centra en interiores y mobiliario, hay productos y moda neobarroca. Para algunos teóricos, como Omar Calabrese, el neobarroco es sinónimo de posmodernidad, lo asimilan también a deconstrucción (uno de cuyos mejores ejemplos es el Museo Guggenheim de Frank Gehry en Bilbao). Se asimila, según estas teorías, al exceso, caos, distorsión…; lo opuesto a la razón, orden, equilibrio.

El interiorismo neobarroco buscará eminentemente lo decorativo. Partirá del estilo barroco pero simplificándolo. Utilizará materiales lujosos y de alta calidad, piezas molduradas y doradas, pero sin el grado de detallismo y exceso ornamental de la época barroca. Se tenderán a utilizar colores intensos (rojos, negros, azules…).

En el caso del mobiliario los muebles que siguen el estilo, generalmente están realizados en metacrilato, acero, plásticos… Se parte del concepto barroco, pero reduciendo los elementos decorativos, partiendo de las formas básicas y utilizando colores como el blanco o negro en muchas ocasiones.

Una variante muy interesante del interiorismo neobarroco, es el neobarroco minimalista. Una tendencia ecléctica, que mezcla interiores minimalistas (sobrios y austeros) con mobiliario neobarroco o propiamente barroco. Esta mezcla quita neutralidad y frialdad al minimalismo y sirve para dar fuerza al mueble barroco o neobarroco.

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *