Tendencias

Es continua la referencia en el mundo del diseño a las tendencias. Leemos en la revistas de interiorismo por ejemplo que los colores dominantes este año son el marsala y el azul cobalto, que la tendencia en materiales es utilizar la caña y el bambú…. pero realmente, ¿de qué hablamos cuando hablamos de tendencias?

La tendencia es una corriente temporal, efímera, no duradera. Es un término sinónimo de moda o temporada. Sobre todo se utiliza en el mundo de la indumentaria. La tendencia, en el mundo de la moda, es “lo que se va a llevar” en una temporada (otoño-invierno, primavera-verano). En cada temporada se plantean unos determinados colores, inspiraciones en las prendas o tipos de complementos.

La tendencia se opone al estilo. El estilo es duradero, atemporal. En interiorismo o mobiliario hablamos de estilos como el Posmoderno, Déco o Nouveau. El estilo permanece pasado el tiempo, la tendencia permanece un tiempo, desaparece y puede volver o no a aparecer.

Las tendencias aparecieron, tal y como ahora las entendemos, a finales del siglo XVIII. La burguesía imitaba las prendas, mobiliario, interiores de la aristocracia. Para marcar las diferencias respecto a la burguesía, la aristocracia las cambiaba periódicamente. Este cambio en prendas, mobiliario, interiores serían las tendencias-modas. La burguesía al imitar a la aristocracia difundía las tendencias, cuando ya estaban generalizadas, la aristocracia, las clases altas, las cambiaban, planteaba otra tendencia. Como vemos, en principio las tendencias iban de arriba, clases altas, abajo, clases populares. A partir sobre todo de la década de los sesenta del siglo XX, las tendencias surgen de cualquier grupo social.

En el caso del interiorismo y diseño de mobiliario el concepto de tendencia es distinto al de la moda. Es absurdo hablar por ejemplo de temporada otoño invierno 2016-2017 de mobiliario. Como mucho se plantearán tendencias anuales. Mientras se puede con relativa facilidad adaptar el vestuario a las tendencia de moda que viene,  difícilmente se puede cambiar todo el mobiliario de un salón porque “lo que se lleva” en el 2016 es el mobiliario de los cincuenta…

Pero, ¿cómo se consigue conocer qué tipo de mobiliario o interiores serán los dominantes en un futuro próximo?. Hay varias posibilidades. Una de ellas es el análisis de la situación del momento para a partir de ahí plantear como pueden ser los futuros productos de diseño. La más utilizada y correcta es la realización de análisis prospectivos mediante Observatorios de Tendencias y cazadores de tendencias (cool hunters). Los Observatorios… plantean las posibles tendencias partiendo de análisis históricos, sociológicos y económicos. Los cool hunters indagan en la cotidianidad para buscar por ejemplo, la iluminación, los tipos de suelos, los accesorios que pueden llegar a ser dominantes en una temporada. A veces lo que se nos plantea como tendencia es la propuesta de un interiorista o una empresa para una temporada. Se convertirá realmente en tendencia si es adquirido de forma masiva por el público.

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *