Ventanas

Las casas miran por sus ventanas. Ventanas que son el punto de relación entre el mundo exterior y el interior. Que pueden ser de madera, acero, aluminio, PVC… o por su cerramiento fijas, correderas, abatibles, oscilo-batientes…

No siempre las ventanas han tenido la misma importancia. En las culturas clásicas eran pequeñas, casi inexistentes. Su funcionalidad básica era la ventilación, como en el mundo islámico y en gran parte de la Edad Media. En el Gótico aparecen unas ventanas con una funcionalidad artística y simbólica, las vidrieras y rosetones de palacios y catedrales. A partir de la Edad Moderna irán aumentando sus dimensiones y adquiriendo importancia como elemento arquitectónico que permite la iluminación natural en los interiores. Desde mediados del siglo XVIII y sobre todo en el XIX, para ventanas y sobre todo balcones se utilizarán persianas y cortinas. Las cortinas regularán la luz exterior, “vestirán la casa”, como dirían nuestras abuelas, y protegerán la intimidad de los interiores. En países como Holanda, las cortinas se rechazarán, el interior es algo que no se esconde.

A partir del siglo veinte las ventanas se mimetizarán con los estilos dominantes. Encontraremos ventanas nouveau-modernistas, funcionales, minimalistas… El movimiento moderno y el estilo internacional les darán mucha importancia por su potenciación de la luz natural. Se realizarán grandes ventanales y muros-cortina (acristalamiento total de una fachada). El minimalismo convierte las ventanas en grandes cristaleras, prácticamente en tabiques de cristal.

En la actualidad son un elemento legalmente obligado en las viviendas, fijándose también unas dimensiones mínimas. Los edificios sin ventanas lo son por factores de insonorización, teatros de ópera o salas de conciertos por ejemplo, o porqué se busca focalizar la atención del comprador, sería el caso de los grandes almacenes. Como material para su realización se tiende a utilizar materiales plásticos (se crítica el uso del PVC por ser potencialmente cancerígeno). El aislamiento es un factor que se tiene muy en cuenta con dobles acristalamientos y vidrios acústicos.

Ventanas que nos comunican y nos preservan del exterior. Ventanas que no dejan de ser las hermanas pequeñas y humildes de los balcones.

 

Fausto Sánchez-Cascado. “historiólogo creativo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *