Aislamiento acústico en viviendas

aislamiento-acústico-viviendas

El ruido, entendido como un sonido excesivo y molesto, nos persigue. Las sociedades industrializadas, aparte de la contaminación atmosférica o lumínica, se enfrentan a una contaminación acústica-sonora. A partir de 75 decibelios ya se considera que hay una contaminación sonora severa, que puede producir efectos graves en la salud: auditivos (sordera temporal o permanente), trastornos del sueño, estrés, irritación o fatiga entre otros. La contaminación acústica es un problema que afecta especialmente a España y necesita desarrollar medidas, sobre todo, de aislamiento acústico en viviendas. Nuestro país es el segundo más ruidoso de los industrializados, solo superado por Japón.

aislamiento-acústico
Contaminación acústica (Foto: Gazetta Musical Cervantes)
aislamiento-acústico
Efectos del ruido (Foto: Infografías Alud) 

El ruido aunque es un problema básicamente actual, ya preocupó a las culturas antiguas. Tenemos referencia por ejemplo de que en Sibarís en la Grecia clásica, se obligaba a los artesanos que trabajaban con martillos a que lo hicieran fuera de las murallas de la ciudad, para no molestar al resto de ciudadanos.

La contaminación sonora afecta de forma importante en las viviendas. En el caso de España como indica Sandra Barañano directora técnica de Cuida tu casa: “ (…) buena parte de los hogares españoles son un coladero de ruidos”. Ruidos sobre todo de impacto, los producidos por pisadas, caídas de objetos o arrastre de muebles, producidos en la vivienda superior y percibidos en la inferior. Ante ello la solución es la insonorización, eliminación del ruido, del domicilio.

aislamiento-acústico
Insonorización acústica (Foto: Acústica Aris)

Llegar a una insonorización completa es casi imposible. En muchas ocasiones es necesaria una rehabilitación integral del inmueble para conseguir unos resultados significativos. Hay diferentes soluciones de aislamiento acústico para la eliminación parcial o reducción del ruido en un interior doméstico.

aislamiento-acústico
Procedencia del ruido en las viviendas (Foto: Uch Aguilera files)

Se puede conseguir una reducción parcial con alfombras de lana, moquetas, cortinas, estores, biombos aislantes o paneles acústicos. Los paneles acústicos proporcionan una absorción acústica y reducen el eco y las reverberaciones. Para conseguir una eliminación del ruido más significativa habrá que partir de suelos flotantes o trasdosados en las paredes entre otras intervenciones. El suelo flotante-tarima flotante supone la realización de una doble capa de suelo sobre el suelo real. Entre los dos se sitúa un material aislante o una cámara de aire. Los trasdosados autoportantes, consisten en una cámara de aire entre el muro soporte relleno con material aislante. Mejoran un 30% aproximadamente el aislamiento acústico. Otras intervenciones se centran en los techos (mediante falsos techos) o fachadas (mediante fachadas ventiladas o muros cortina).

aislamiento-acústico
Moqueta para el aislamiento acústico en viviendas (Foto: Arrevol)
aislamiento-acústico
Paneles acústicos (Foto: i.pinimg)
aislamiento-acústico
Tarima flotante como medida de insonorización y aislamiento acústico (Foto: Viviendas Sostenibles)
aislamiento-acústico
Acondicionamiento acústico de un espacio (Foto: civicfellows)
aislamiento-acústico
Paneles techo aislamiento acústico (Foto: European Acústica)
aislamiento-acústico
Insonoricación de tabiques (Foto: Soluciones especiales)

Otros de los espacios que suelen sufrir problemas de contaminación acústica suelen ser los restaurantes y espacios de hostelería. En el proyecto de rediseño del restaurante Zacarías en Valencia, precisamente entre los diferentes trabajos que realizó el estudio Tiovivo Creativo se encontró el del aislamiento acústico para reducir el ruido y la reverberación cuyas soluciones se cuentan con detalle aquí.

insonorización acústiva restaurantes

Ruido opuesto al silencio. Ruido que nos intranquiliza. Invoquemos al dios greco-egipcio Harpócrates, dios del silencio…

Texto: Fausto Sánchez-Cascado, “historiólogo creativo”.

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *